DISEÑA TU FUTURO

Somos lo que hacemos repetidamente.
La excelencia, entonces, no es un acto, es un hábito.
(Aristóteles)

"Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cien batallas"

SUN TSU, El arte de la guerra

Todas tus horas de entrenamiento se pueden ver arruinadas si cuando llegas al partido no conoces las fortalezas y debilidades de tu rival y, por tanto, no sabes cuál de tus armas puede ser más adecuada para derrotarlo.

QUIERO DOMINAR EL ANÁLISIS TÁCTICO

Los partidos se deciden en pequeños detalles

Si no conoces al máximo a tu rival, te puede sorprender con algún movimiento táctico inesperado y arruinar todo el trabajo de tu equipo por ese desconocimiento. No es suficiente entrenar mucho y bien. Si realmente quieres tener éxito en la competición, es necesario que conozcas todos los recursos del rival en cada momento y estar preparado para contrarrestarlo.

Cuanto menor sea la incertidumbre, más cerca estarás del éxito.

El análisis del rival mejora tu planificación

Cuando has analizado adecuadamente al próximo equipo con el que te vas a enfrentar, el conocimiento de las posibles acciones que el rival puede utilizar, te permite planificar mejor las tareas de entrenamiento de las sesiones previas y aportar a tu equipo las herramientas necesarias para enfrentarte con éxito al partido.

El análisis táctico aumenta la confianza

Tanto del equipo en sus posibilidades como hacia tu persona.

Cuando tus jugadores comprueban que tienes prevista la mayoría de las acciones que se pueden dar en un partido y has entrenado las posibles soluciones, la confianza del grupo en el éxito aumentará. Y cuando el equipo confía en que va a hacer las cosas bien, las posibilidades de victoria aumentan.

Si tus jugadores observan que cuidas cada detalle de la competición, les contagiarás el deseo de alcanzar la excelencia, y sobre todo, encontrarán en ti lo que más buscan los deportistas: SOLUCIONES. 

×