No hay suerte. Hay equipos bien trabajados

La trayectoria deportiva de la pasada temporada del Bidasoa Irún se convirtió en una agradable sorpresa, alcanzando al final de la liga una meritoria segunda plaza. Acabamos de comenzar un nuevo año y los irundarras siguen mostrando una gran solidez en su juego, incluso en el escaparate europeo. Ya nadie puede dudar del estupendo trabajo que está realizando Jacobo Cuétara en la explotación de los recursos del equipo y no se puede decir que es cuestión de suerte, salvo que nos acojamos a esa frase tan acertada del tercer presidente de los Estados Unidos, Thomas Jefferson: “Yo creo mucho en la suerte y he descubierto que cuanto más trabajo más suerte tengo”. Si una cosa se puede decir del equipo de Jacobo es que está bien trabajado.

Esta última afirmación la podemos hacer, más allá de los resultados que se obtengan, cuando observamos que un equipo tiene soluciones tácticas para las posibles situaciones que se den en un partido.

En esta ocasión quiero analizar el uso del saque de golpe franco que está haciendo de manera habitual el Bidasoa. En la primera jornada, en su enfrentamiento contra el ABANCA Ademar León obtuvo una victoria de 5 goles de ventaja. Los procedimientos tácticos establecidos en los saques de golpe franco lo aplicaron en 10 ocasiones, obteniendo 4 goles. Sin embargo, al analizar sus acciones, en todas las ocasiones se obtuvieron situaciones ventajosas de lanzamiento, por lo que el fallo sólo es atribuible a la definición final. Desde luego que todos los entrenadores firmaríamos el tener movimientos que nos aseguraran ese alto porcentaje de concreción.

Pasemos a analizar cómo juegan estas situaciones de golpe franco. Como pauta general, suelen darse cuando el saque se realiza cerca de las zonas centrales de la defensa. Aunque lo han aplicado en alguna ocasión con un saque de golpe franco en las zonas exteriores, no es lo habitual.

La opción más común es la de situar al pivote después del saque entre los dos defensores centrales, generando una situación de juego de 2 contra 2 con su central ofensivo.

Este jugador va a buscar el cruce con uno de los laterales, bien movilizando primero a la defensa hacia la zona contraria (lo más habitual) o bien con trayectoria directa. Indudablemente, es en la primera opción donde obtienen mayores rendimientos por el desequilibrio que fuerzan en los defensores por el desplazamiento inicial.

A partir de ahí es cuando vienen las variantes, ya que las formas de finalizar son variadas, bien con lanzamiento directo del primer lateral que recibe el cruce, bien con un juego de doble cruce entre los jugadores de primera línea o con el pase directo al pivote si el defensor central más cercano a la zona de cruce se anticipa en la salida a su par, dejando un espacio libre.

Otra opción interesante que aplican en los saques de golpe franco es la fijación del pivote de uno de los defensores centrales. El central atacante lo que hace es superar a ese defensor, lo que crea una situación de 3×2.

No me cabe duda que irán ampliando las soluciones y, una vez más, sirve para demostrar que un equipo crece cuando está bien trabajado, y eso supone tener soluciones variadas para cada momento del juego.

Por favor, comparte esto
1.619 lecturas

Subscribe

* indicates required

CURSO ANÁLISIS DEL JUEGO EN BALONMANO

Deja una respuesta

4 × 1 =